Terapia de Comportamiento

La falta de pautas educativas a lo largo de la vida del perro, puede atraer graves consecuencias, estas son manifestadas a través de comportamientos no deseados, con cuadros de agresividad en una amplia variedad de casos, estos comportamientos, son la única forma que tiene el perro de comunicar, que algo en su vida no va bien y que por lo tanto, alguna de sus necesidades vitales no está siendo cubierta.

 

Evaluamos los diferentes síntomas, para intentar llegar a la raíz del verdadero problema, a través de un perfil psicológico realizado en profundidad, obtenemos un diagnóstico fiable del problema,  una vez localizado actuamos a través de una terapia de comportamiento específica.

 

Sintomas más frecuentes

 

. Transtornos de ansiedad


. Ansiedad por separación

. 
Agresividades:

  territorial, dominante, por miedo, predación, itinerarios patológicos...

. Carencias de socialización


. Transtornos obsesivos


. Miedos y fobias

. 
Conductas destructivas

. Mala conducta higiénica

 

La duración de la terapia, variará según la gravedad del problema, pero sobre todo, de la actitud de todos los miembros del núcleo familiar.

 

Una vez resuelto el problema, el síntoma principal y las alteraciones de comportamiento derivadas de este, irán desapareciendo durante el transcurso de todo el proceso de tratamiento.

 

Utilizamos como principal herramienta la gestión emocional, la motivación, y el refuerzo positivo, de este modo, se consigue acelerar el proceso de cambio de actitud en el perro, reconduciendo de modo totalmente natural la conducta alterada.

 

Si vuestro perro muestra alguna conducta que consideréis inadecuada, no esperéis a que empeore. Llámanos y os asesoraremos.